17 C
Lima
jueves, junio 4, 2020

El rojo, un color que nos hace sentir atractivos

Lo más leido

¿Qué le puedo regalar a mi primera enamorada/o?

Cuando se esta enamorado uno es capaz de hacer cualquier cosa para sorprender a esa persona especial que nos...

Sencillos consejos para encontrar pareja

Si bien no hay nada de malo con estar soltero, lo cierto es que, por diferentes razones;...

Los mejores aclarantes naturales para la piel

La piel puede mancharse por diversos motivos: debido a la exposición al sol, luego de secarse una...

Artículos relacionados

¿Qué le puedo regalar a mi primera enamorada/o?

Cuando se esta enamorado uno es capaz de hacer cualquier cosa para sorprender a esa persona especial que nos llena de amor y felicidad....

Sencillos consejos para encontrar pareja

Si bien no hay nada de malo con estar soltero, lo cierto es que, por diferentes razones; hoy en día cada vez...

¿Estoy en una relación tóxica o sana?, aprende a identificarlo

Cuando iniciamos una relación sentimental, todo al principio es color de rosas. Aunque, con el paso del tiempo pueden aparecer algunos problemas,...

Consejos para mantener una relación de pareja saludable

Para que una relación, bien sea a nivel personal o interpersonal marche de manera sana, esta debe formarse con bases sólidas constituidas...

Asociado de manera directa con la sensualidad y la pasión, si se trata de los efectos que ocasionan los colores en el cerebro; según una gran cantidad de estudios, es el color rojo el que nos hace sentir atractivos y mucho más deseables sexualmente. Por tratarse de una tonalidad impactante, en un principio aporta gran seguridad; pero esto no es todo, agrega una especie de dosis de disponibilidad erótica que impacta tanto al que lleva la prenda como a quien la percibe.

Con reacciones biológicas debidamente sustentadas de por medio, este color consigue inspirar una serie de sensaciones que se asocian a la sangre, a la vida, a la intimidad, a la reproducción y por supuesto, a la sensualidad.

La gran influencia del color rojo

Aquellas personas que se visten de rojo, inmediatamente empiezan a sentirse mucho más sexis y preparadas para enfrentar las situaciones; lo que se complementa con la imagen de mayor disponibilidad sexual que reflejan ante los demás.

Cuando la intención es capturar la atención de ese alguien especial, se ha comprobado que lucir prendas rojas aumenta notablemente las posibilidades. La explicación a este fenómeno se encuentra ni más ni menos que en el reino animal ya que la sexualidad es por defecto, totalmente primitiva.

Si se tiene en cuenta que las hembras de chimpancés y babuinos cuando se encuentran ovulando, se sonrojan para atraer el macho que se convertirá en su pareja sexual; en los seres humanos ocurre algo similar que se concreta a partir de esta tonalidad.

De acuerdo a la psicología del color rojo, este enciende el calor, es fuego, felicidad e invita a la cercanía. Se trata de un tono dominante y lleno de energía que también puede invocar la inmoralidad y la falta de la razón al dejar que sean las pasiones las que tomen el mando.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas noticias

¿Qué le puedo regalar a mi primera enamorada/o?

Cuando se esta enamorado uno es capaz de hacer cualquier cosa para sorprender a esa persona especial que nos...

Beneficios del yoga facial, la técnica para rejuvenecer el rostro

Las arrugas son parte de la vida. Conforme pasa el tiempo, las personas comenzamos a cambiar el rostro en función de las marcas que...

Cosas que puedes hacer con todos tus apuntes viejos

Estudiar mucho para un examen es algo que todos hacemos por lo menos una vez en la vida; resulta ser algo que nos provoca...

Así fue la histórica misión Crew Dragon de SpaceX y la NASA

Luego de varios minutos de gran emoción y al mismo tiempo preocupación, se realizo con éxito el primer lanzamiento al espacio de una misión...

Consejos para cuidar tus pies y mantenerlos bonitos

A veces dejamos de lado el cuidado de nuestros pies porque no lo vemos necesario. Es hasta que nos toca exponerlos públicamente, como en...

Más artículos similares