Una persona diabética casi fallece por acumulación de grasa en la sangre

acumulación de grasa en la sangre

Hace poco, aconteció un hecho que dejó perpleja a la comunidad científica de Alemania. Se trata de un paciente que sufrió una saturación o acumulación de grasa en la sangre, llevándolo al borde de la muerte. Afortunadamente, debido a la oportuna acción de los doctores y a través de la aplicación de un método que se creía obsoleto, pudieron salvar su vida.

El hecho se conoció a través de una publicación en una revista de medicina

De acuerdo a la noticia compartida por la revita’ Annals of Internal Medicine’, se pudo conocer que el paciente era de género masculino, con una edad cercana a los 40 años de edad. Según los estudios llevados a cabo, la víctima presentaba ‘hipertrigliceridemia’, lo cual estuvo a punto de quitarle la vida.

Aún en la actualidad se desconocen las causas específicas de esta enfermedad. Sin embargo, se dice que la misma puede estar fuertemente relacionada con la presencia de diabetes. Pudiendo haber sido este, el factor determinante en el caso de dicho paciente. El cual además, al llegar al hospital presentó diversos síntomas, así como amnesia temporal.

De acuerdo a los exámenes llevados a cabo, se pudo constatar que el afectado presentaba una cantidad de 18.000 mg/dL. Lo cual resultó ser una cifra mucho más que alarmante, pues en casos bastante serios, estos valores no suelen llegar a superar los 600 mg/dL.

¿Qué salvó al paciente de morir por acumulación de grasa en la sangre?

A pesar de que el diagnóstico del paciente no era el más favorable, logró escapar de la muerte. Y es que, prácticamente toda su sangre se había tornado de una contextura espesa y blanca. Y es que, ni siquiera la plasmaféresis, el tratamiento convencional para tratar de hipertrigliceridemia resultó efectivo.

Ante el preocupante panorama, los doctores decidieron optar por un método considerado obsoleto como última alternativa. Se trata de la ‘sangría’, una práctica llevada a cabo hace siglos, en donde se extraía la sangre de los pacientes manualmente.

No obstante, tras el ingenio de los profesionales, lograron poner en práctica una variación del mencionado método, haciéndolo más efectivo en este caso. Fue así, que tras extraer los litros de la mezcla de sangre y grasa del paciente progresivamente, lo reemplazaron con sangre únicamente. Con el transcurrir de los días, se pudo culminar el tratamiento con plasmaféresis.

 Sin lugar a dudas, nos encontramos ante un hecho sin precedentes. Tanto para el paciente, como para los médicos que estuvieron a cargo de este increíble caso.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.