Cómo pasar de morena a rubia sin verte ‘rara’

Dicen que las rubias se divierten más que las morenas. Si crees en ese dicho y quieres experimentarlo, pero tienes el cabello muy oscuro, no te cohíbas, solo debes cambiar el tono de tu cabello de forma adecuada.

Tener el cabello castaño oscuro y pasar a ser rubia no es fácil. Y no hablamos precisamente de teñirlo: existen productos maravillosos que te cambiarán el color de cabello en pocos minutos. Nos referimos al hecho de no sentirte rara cuando estés frente al espejo. Porque definitivamente es un cambio casi abismal.

A continuación, verás tres métodos que servirán para volverte rubia sin que te sientas muy diferente y extraña.

Californianas

Este es un estilo de color que ya lleva un tiempo entre las chicas y aún así se sigue aplicando. Se ha vuelto un clásico entre las mujeres que quieren verse siempre lindas.

Para usarlas deberás tener una base no tan oscura y aplicar un color en las puntas que combine. Conforme pase el tiempo, las personas y tú misma te acostumbrarás a ver el tono rubio en tu cabello.

Si decides teñir toda la melena con el mismo color que usaste para las californianas, no sentirás que un cambio tan drástico.

Mechas rubias

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Este estilo es el más común de todos. Aquellas damas que no quieren ser rubias ‘de la noche a la mañana’ sin antes probar qué tal se les vería un tono más claro, deciden pintarse el cabello de esta forma, en solo algunos segmentos del cabello.

Algunas lo hacen con mechas más gruesas que otras, pero el siguiente paso será usar el mismo tinte para aclarar el cabello completamente. Aquí el cambio a rubia se nota menos que con las californianas.

Reflejos o mechas balayage

Parecidos a las anteriores, los reflejos son una forma de ‘iluminar’ el cabello dotándolo de un color más claro en muchos segmentos del cabello, pero que apenas se notan porque son más delgados que pintar mechas más gruesas y marcadas.

Aplicando los reflejos, bastará solo saber si te sientes a gusto con ese color para terminar pintándolo por completo.

Cualquiera de estos métodos te ayudará a saber si te ves bien de rubia sin correr el riesgo de teñir, de una vez, todo el cabello de amarillo.

Si por el contrario sientes que no te ves bien, bien sea por tu color de piel o porque simplemente no te gusta, puedes también revertirlo con un color oscuro de nuevo.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.