La historia de amor que rodea al Taj Mahal

La imponencia arquitectónica de uno de los edificios más representativos de la India, que de hecho hace parte de las siete maravillas del mundo, se encuentra adornada por una bella historia de amor, pues lo cierto es que fue una mujer quien inspiró la construcción de esta joya histórica que hoy en día motiva la llegada de millones de visitantes de todas las latitudes.

El Taj Mahal es realmente de un complejo de edificios que fueron construidos en el siglo XVII en las cercanías de Agra, sin embargo, lo que la mayoría de personas desconocen es que se trata de un mausoleo, con su respectivo significado.

La romántica historia del Taj Mahal

Siendo hijo del emperador del momento, Sha Jahan conoció a Arjumand, una bella mujer de la que inmediatamente quedó profundamente enamorado, pero a causa de una buena cantidad de obstáculos, solamente 5 años después de coincidir fue cuando contrajeron nupcias y fue así como la nueva esposa pasó a llamarse Mumtaz Mahal.

Totalmente enamorados, esta pareja daba mucho de que hablar a causa de los muchos regalos que él continuamente le hacia llegar a su enamorada y cuando el emperador falleció Sha Jahan pasó a ocupar su lugar.

Lamentablemente el cuento de hadas no duró demasiado, pues dos años más tarde cuando el soberano debió ausentarse para dirigir una campaña militar, se le informó que su esposa presentaba serias complicaciones con el parto de su hijo, así que regresó a casa lo más rápido que pudo para acompañar a su amada en el último suspiro.

Pensando en el reposo de su ser más querido, el emperador ordenó la construcción de un mausoleo nunca antes visto, pues sentía que nada era suficiente para que ella reposara. Al morir, años después, fue enterrado allí para que estuvieran juntos para siempre.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.