Hoy martes 12 de marzo, el doodle habitual de Google se encuentra dedicado a exaltar el aniversario número 30 de la World Wide Web, la red informática mundial que llegó para mostrarnos una manera diferente de gestionar la información y, por consiguiente, ofrecer más y mejores oportunidades de comunicación.

La fecha como tal, es un excelente motivo para darse a la tarea de reflexionar un poco sobre la evolución de internet y la forma en la que este escenario se ha hecho indispensable para millones de personas alrededor del mundo, redefiniendo en muchos sentidos a la sociedad en la que actualmente nos desenvolvemos.

El inicio de la web

Fue el ingeniero británico Tim Berners-Lee quien hace ya 30 años, mientras trabajaba para el Centro Europeo de Física Nuclear, en Ginebra (Suiza), propuso la creación de un sistema para que los aproximadamente 10.000 científicos que hacían parte de esta institución, pudieran efectuar sin inconvenientes el intercambio de datos.

Es por el ello que se afirma que la web nació en el CERN, de ahí en adelante, se han efectuado los ajustes necesarios para ser una red que no se detiene y que lucha por mantener su esencia de espacio libre y abierto para que la humanidad comparta conocimiento.

Cabe anotar que internet ya existía cuando se creó la web, ya que esta última corresponde exclusivamente a las páginas que se alojan en la red.

La primera página de internet

Compuesta exclusivamente por textos, hipertextos y varios menús no muy claros que digamos, la verdad es que la primera página de internet no disponía de color, gráficos ni mucho menos animaciones, algo que al día de hoy resulta casi que increíble si se toma en cuenta lo elaboradas y atractivas que son las páginas actuales.

Así las cosas, el primer sitio web del mundo se dedicaba a informar sobre todo lo relacionado con el emocionante y novedoso proyecto de la World Wide Web.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.